NOTICIAS SALUD 

CUIDADO CON LOS ACCIDENTES CASEROS: QUEMADURAS, CORTES, INTOXICACIONES, CAÍDAS Y GOLPES

En estas épocas festivas existen diversos momentos en los cuales los niños pueden tener accidentes domésticos debido a que sus padres los dejaron solos apenas unos minutos o segundos en la cocina y el baño, ocasionando desde quemaduras, cortes, intoxicaciones, caídas y golpes hasta descargas eléctricas.

Así lo dio a conocer la doctora Victoria Caloretti, jefa del servicio de Emergencias Pediátricas de la Clínica San Pablo, quien explicó que la mejor prevención es estar atentos y alertas sobre todo durante estos días de confinamiento, en los que pasamos las 24 horas en un espacio reducido y en varias actividades.

“Para prevenir los accidentes en la infancia es importante aplicar las medidas de seguridad considerando las diferentes situaciones a las que puede exponerse el niño como parte de su desarrollo, considerando que en sus primeros años de vida sienten más curiosidad por todo lo que les rodea y no saben distinguir los peligros”; advirtió la especialista.

Las causas más frecuentes de ‘atención por emergencias’ en niños están constituidas por infecciones respiratorias, cuadros diarreicos y lesiones por golpes en estas fechas. “Durante la pandemia las principales causas fueron: fiebre, síntomas respiratorios y golpes”, dijo la doctora.

Riesgos y consejos por edades

La jefa del servicio de Emergencias Pediátricas de la Clínica San Pablo, Victoria Caloretti, alerta de riesgos por edades y medidas de precaución a tener en cuenta:

.Niños menores de 6 meses: Los accidentes más frecuentes están relacionados a caídas desde altura, accidentes en vehículo como pasajero, atragantamientos y el síndrome de muerte súbita del lactante (caracterizado por la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año de edad).

“Se recomienda nunca dejar a los bebés sin vigilancia sobre mesa, cama, sofá, silla, cambiador, etc. y vigilar la presencia de pequeñas piezas que se podría llevar a la boca provocando atragantamiento. Evitar manipular algo caliente mientras se tiene al niño en brazos, así como usar sistemas de retención infantil (SRI) para traslado en vehículo”.

·Niños de 6 a 12 meses: Es importante vigilar los objetos y lugares a los que el niño pudiera tener acceso porque en esta etapa empieza a incrementar su movilidad al sentarse, rodar y gatear para desplazarse. Los accidentes relacionados mayormente en esta etapa son golpes y caídas, intoxicaciones, atragantamientos, quemaduras y accidentes vehiculares como pasajero.

“Para protegerlos se debe evitar las escaleras, proteger las esquinas de muebles, colocar protectores de enchufes, alejar objetos que pudieran caer sobre el niño. También se aconseja no dejarlos solos en la cocina o baño debido a posibles quemaduras o accidentes por inmersión que pudieran suscitarse, así como evitar dejar a su alcance pequeñas piezas que pudieran producir atragantamiento en el niño y evitar el uso del andador ya que incrementa el riesgo de golpes y caídas”.

·Niños de 1 a 3 años: En esta etapa de deambulación llena de exploración y desplazamientos, los accidentes más frecuentes son: golpes y caídas, intoxicaciones, atragantamientos, quemaduras y accidentes vehiculares como pasajero o peatón.

Se recomienda asegurar los lugares donde podrían producirse caídas como cerraduras en ventanas, así como limitar el acceso por escaleras mediante protectores y mantenerlos alejados de objetos cortantes. También evitar juego con objetos pequeños, así como ingesta de caramelos o frutos secos duros que pudieran producir atragantamiento. Las intoxicaciones a esta edad son frecuentes y pueden darse por vía digestiva, respiratoria y dérmica por lo que los productos de limpieza, químicos y tóxicos siempre deben estar en su envase original y nunca en envases de bebidas.

·Niños de 3 a 6 años: Tienen mayor movilidad, fuerza muscular y curiosidad, por lo cual se vuelven más independientes pudiendo acceder a diferentes áreas y ambientes por sus propios medios y estar más expuestos a los peligros antes mencionados. El juego se convierte en una importante actividad

A esta edad es muy importante hablar con el niño mostrándole los diferentes peligros a los que podría exponerse y las consecuencias utilizando incluso el ejemplo. Tener especial cuidado con el acercamiento a objetos eléctricos para evitar accidentes con consecuencias graves, mantener la puerta de la casa cerrada y proteger el acceso a las escaleras para evitar caídas peligrosas.

·Niños de 7 a 12 años: Inician las relaciones con amistades en el entorno escolar. El niño adquiere mayor independencia. En esta etapa es muy importante inculcar el conocimiento y respeto de las normas, así como a la aplicación de medidas protectoras adecuadas.

“Hay que poner especial atención y cuidado a juegos peligrosos con el fuego, la electricidad, el gas y en general, es importante enseñarle a valorar, así como evitar los juegos violentos y las peleas. Durante actividades deportivas utilizar el equipamiento protector para evitar lesiones por accidentes. En la calle siempre mantenerlos sujetos de la mano y enseñar con el ejemplo respetando las normas de tránsito”, enfatizó.

Comparte