NOTICIAS SALUD 

Es importante fomentar el recreo en casa

La crisis sanitaria causada por el Covid-19, ha obligado a los escolares a adaptarse a una nueva metodología de enseñanza a través del mundo virtual. Esta alternativa educativa, originada por el confinamiento, ha permitido que no se pierda el año escolar, pero ha obligado a los educandos a enfrentar una nueva situación en sus vidas: estudiar desde casa, en donde ya no hay recreo, en donde las horas frente a la computadora se llevan gran parte de sus días y en donde la socialización simplemente quedó anulada.

Ante esta situación la experta en psicopedagogía, Milagros Zavaleta, resaltó la importancia de aplicar el RECREO en casa, un espacio que no sólo permita distracción, sino que beneficie a los escolares en el aprendizaje, el desarrollo y la interacción. La especialista detalla que los padres de familia o los parientes con los que vive el menor, deben designar un tiempo para el recreo porque conlleva a los siguientes beneficios:

Mejora el rendimiento escolar. Resulta fundamental que los menores tengan espacios idóneos de desfogue de energía y despejo de la mente. De esta manera, lograrán hacer una desconexión de la actividad educativa que estén realizando, para luego continuar más concentrados y productivos.

Conexión y socialización. Aún estando en casa, es clave seguir entablando momentos significativos que les permitan mayor interacción, por ello, es importante que los padres participen de este valioso tiempo. Realizar juegos clásicos o compartir una merienda hará que las relaciones entre los integrantes de la familia se fortalezcan.

Impulsa el desarrollo cognitivo. El buen aprendizaje no solo proviene de la cantidad de información obtenida, sino también de las pausas activas que se tengan durante el día. Tal como afirma Milagros Zavaleta. “Es importante que diariamente se destine de 15 a 20 minutos aproximadamente para el recreo, apostando por una actividad distinta para lograr descomprimir mentalmente a los niños. Recuerden que el #ElRecreoEsDeTodos”, agregó.

Disminuye el estrés. Jugar es la forma favorita del cerebro para aprender. Destinar un momento de recreo para los menores, ya sea mediante juegos lúdicos o actividad física, resulta relevante para soltar toda la carga mental que se tenga y, a su vez, aprender en otros ámbitos. El simple hecho de jugar permite a los escolares generar dopaminas y estimular endorfinas, permitiéndoles ser más felices. La experta recomienda realizar actividades que involucren movimiento como pasarse la pelota, juegos cooperativos con cuerdas, entre otros.

Ayuda en el aprendizaje de normas sociales. El espacio de recreo ayuda a comprender más las perspectivas, a tomar decisiones y aprender sobre reglas comunes. Compartir un mismo espacio con otras personas ayuda a lograr acuerdos, así sea un juego simple, esto ayudará a definir, por ejemplo, quién ganó o quién perdió en base a parámetros ya establecidos como grupo.

“En el contexto de la pandemia, la educación a distancia resulta ser un panorama más complejo de lo que parece, un aprendizaje que no solo involucra a los niños, sino también a los padres quienes deben acoplarse a un ritmo al que no estaban acostumbrados. El espacio de recreo resulta ser fundamental porque es un momento de pausa activa que trae consigo beneficios tanto intelectuales como interpersonales. #ElRecreoEsDeTodos”, finalizó Milagros Zavaleta.

Comparte