GASTRONOMÍA NOTICIAS 

3 razones para amar el pollo a la brasa

No es un secreto que uno de los platos favoritos de los peruanos es el famoso pollo a la brasa. Si bien es un platillo simple que solo conlleva pollo, papas y ensalada, tiene una sazón particular que no es fácil de encontrar en cualquier lugar.

Nosotros los peruanos tenemos un paladar muy exigente y según la experiencia del restaurante Rasson, nuestro amor hacia esta deliciosa comida se debe más que nada a estas tres razones:

Es jugoso y sabroso
A la hora de partir un pollo a la brasa y probar el primer bocado, nos gusta sentir esa explosión de sabor en nuestras bocas. Esto se debe al toque especial de sal, pimienta, comino, sillao, cerveza y otras especies que se utilizan específicamente en la receta del restaurante Rasson donde su pollo tiene un sabor especial a ahumado. Un pollo a la brasa debe ser jugoso y no seco. Es una de las características más importantes de este platillo. Así mismo su pellejo debe ser crujiente como el de Rasson.

Tiene los acompañamientos perfectos
Papas fritas y ensalada son los típicos acompañamientos del pollo a la brasa y son amados por todos los peruanos. Sin embargo, existen otros tipos de acompañamientos como el camote frito y el arroz con choclo con juguito de pollo a la brasa. Asimismo, las salsas que no pueden faltar son la mayonesa casera y el ají pollero. Sin estas, el sabor no sería el mismo.

Perfecto para momentos felices y en familia
El comer un pollo a la brasa conlleva a un espacio de armonía y disfrute al compartir con la familia y con amigos. Al ser un plato típico peruano desde hace más de 60 años, ha logrado posicionarse como un referente en grandes momentos de celebración.

Tanto grandes como pequeñas familias optan por este platillo para conmemorar un buen momento por ese motivo Rasson tiene en su variada carta la opción de Combos Familiares ¿Qué peruano no ha celebrado comiendo un delicioso pollo?

Comparte

Leave a Comment