NOTICIAS SALUD 

Dieta de exámenes: siete consejos de alimentación saludable para rendir al máximo

El cerebro absorbe hasta el 20% de la energía que aportan los alimentos. Lo que comemos tiene una influencia directa en nuestro rendimiento. Milagros Merino, nutricionista de la Universidad de Piura señala que elegir correctamente los alimentos, en épocas de exámenes, es esencial para la óptima concentración, en esos días que el cerebro es exigido al máximo.

“Ciertos nutrientes específicos pueden ayudar a agudizar la memoria, mejorar el humor y a mantener la mente activa”, indica Merino. A continuación, la nutricionista de la Universidad de Piura nos brinda las siguientes claves para mejorar nuestra alimentación en época de exámenes:

§  No te saltes el desayuno. Es la principal comida del día; de este depende con cuanta buena energía inicies el día. Mantener un nivel de glucosa adecuado tendrá un efecto positivo en tu concentración, rendimiento y memoria. Recuerda incluir lácteos, cereales integrales y granos naturales como avena, quinua; y fruta como plátano y arándanos, entre otros.  

§  Come 5 o 6 veces al día. Esto te ayudará a mantenerte lleno de energía. Recuerda dividir tus comidas en 3 principales (desayuno, almuerzo y cena) y dos snacks saludables (a media mañana y media tarde). En estos snacks podemos incluir fruta, barras de avena natural, huevo duro, jugos de frutas y verduras con miel y algarrobina o frutos secos.

§  Incluye frutos secos. Son una fuente de energía natural y grasas, como omega. Las pecanas, almendras o nueces son alimentos ricos en antioxidantes y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Se pueden incluir en ensaladas o como aperitivo saludable. Estudios aseguran que favorecen el funcionamiento del cerebro y la concentración.

§  Ingiere pescado oscuro. Esta clase de pescado (bonito, caballa, jurel) es muy rico en ácidos grasos omega 3, los cuales mejoran la concentración, ayudan a estudiar eficazmente e incluso se han relacionado con la prevención de trastornos degenerativos como el alzhéimer o la pérdida de la memoria.

§  Evita la comida rápida. No es nutritiva y solo trae problemas para la salud, que empiezan con el sobrepeso y obesidad. Evita hamburguesas, pizzas, papas fritas y productos ultra procesados.

§  Hidrátate correctamente. Consume 2 litros de agua al día. Nuestro cerebro necesita un correcto grado de hidratación para trabajar bien. Beber antes de tener una sensación de sed puede ser muy beneficioso para mantener un nivel de atención correcto. Se puede sustituir el agua por infusiones o jugos naturales puntualmente.

§  Cuidado con las bebidas estimulantes. Los refrescos de cola o el café pueden, en pequeñas cantidades, mantenernos despiertos, pero si nos pasamos, justamente hacen lo contrario: aumentan el nivel de ansiedad, disminuyen la capacidad para concentrarse y causan insomnio e irritabilidad.

Comparte

Leave a Comment