NOTICIAS SALUD 

Daikin: Día del Medio Ambiente: el camino de la alimentación sostenible

¿Sabes qué es la alimentación sostenible y cómo se relaciona con el medio ambiente? Este tipo de alimentación saludable es rica en verduras, fomenta el consumo de productos locales, genera menos residuos y limita el consumo de carne y pescado para proteger la biodiversidad. Una dieta sostenible beneficia la salud y contribuye a la protección del medio ambiente.

Daikin se ha unido a Catalina Mata, magíster en Ciencias de la Alimentación para su campaña de la Semana de la Alimentación Sostenible de Daikin, “Este modelo de nutrición busca reducir la huella medioambiental y promover el consumo responsable de alimentos, respetando ecosistemas, recursos hídricos, terrestres y procesos de producción, con el objeto de incentivar una alimentación más saludable e inteligente entre grandes y chicos”, aseguran los especialistas de Daikin

En esta línea, Catalina Mata destaca la importancia de sacarle el mayor provecho a los alimentos. Un ejemplo es utilizar las verduras y hortalizas no solo en la preparación de ensaladas; sino también en guisos, pasteles, purés, entre otros platos que nos permitirán consumir las vitaminas, minerales y micronutrientes necesarios para mantenernos fuertes y sanos. “Por ejemplo, si tenemos un poco de vainitas sancochadas con pimiento de la semana pasada, no se deben botar. Se puede preparar un saltado y obtener un plato rico en vitaminas C”, refiere la especialista.

Pero ¿qué nuevos hábitos podemos implementar en nuestra mesa para sumarnos a la tendencia de una alimentación sostenible? Aquí algunos consejos.

1.  Sigue una dieta sana. Llevar una alimentación saludable en tu día a día es una manera eficaz de cuidar el medio ambiente.

2.  Piensa global, come local. Escoge siempre alimentos locales de temporada, todavía más si proceden de variedades tradicionales.

3.  Más alimentos frescos y menos envasados. Privilegiar el consumo de vegetales es mucho más saludable que recurrir a productos empaquetados, además de contaminar menos.

4. Cuestiónate el origen de los alimentos. En el mercado hazte preguntas como ¿tiene sentido despreciar una verdura rebosante de vitalidad por tener una forma o aspecto poco ‘estético’?

5. Modera el consumo de carne roja. La demanda mundial de alimentos resultaría más sostenible si todo cuanto se cultivara se destinase al consumo humano.

6. Sírvete en el plato lo que te vayas a comer… y no desperdicies por favor, no es necesario.

7. Atención a las etiquetas. Al igual que conviene mirar la etiqueta de un alimento para conocer su composición nutricional, también es bueno que mires lo relacionado a la sostenibilidad.

Comparte

Leave a Comment