NOTICIAS SALUD 

Seguridad alimentaria en tiempos de pandemia

En estos tiempos de pandemia del coronavirus, la seguridad alimentaria de la población es uno de los factores más importantes, tanto como el tema sanitario. De ahí el papel que cumplen en la cadena productiva del país las familias usuarias de Haku Wiñay/Noa Jayatai, proyecto productivo de Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social –MIDIS.

Con todo lo aprendido en el manejo de tecnologías productivas, las familias que trabajan con este proyecto de Foncodes, enfrentar con mayores posibilidades la emergencia sanitaria. Teniendo la asistencia técnica de los yachachiq, han internalizado el concepto de la seguridad alimentaria.

En sus huertos de hortalizas y en sus parcelas, 245,518 mil familias usuarias del proyecto Haku Wiñay (en la sierra) y Noa Jayatai (en la selva) cultivan hortalizas diversas como lechuga, brócoli, betarraga, zanahoria, cebolla, apio, poro, culantro, perejil y otros.

Estos hombres y mujeres del campo, además siembran tubérculos (papas nativas) y granos (maíz, arvejas, frijoles, pallares y otros muchos productos más) en parcelas con riego tecnificado. Y para potenciar sus cultivos producen abonos orgánicos  tales como compost, biol, bocashi.

Asimismo, crían técnicamente en galpones cuyes y gallinas, y al consumir su carne se fortalecen con proteínas, que es complementado con las verduras. El excedente, lo venden en los mercados locales y regionales y obtienen ingresos económicos para los gastos de vestido y educación de sus hijos.

Los miembros del hogar se alimentan mejor al consumir proteínas de carne de cuy, huevos y carne de gallina, complementado con las hortalizas como el brócoli, la zanahoria, betarraga y otros que cultivan en sus huertos familiares a campo abierto o en fitotoldos.

El proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai también les da la oportunidad de tener sus propios negocios como la crianza de cuyes, ovinos, gallinas, cerdos, y producen derivados lácteos, (yogurt,queso,mantequilla), cultivo de café, cacao, panadería o cualquier otro negocio elegido libremente por las familias emprendedoras que les permite tener mejores ingresos económicos. Esto es posible mediante concursos de emprendimientos rurales inclusivos donde obtienen los fondos para poner en marcha o impulsar nuevos negocios.

Como parte del desarrollo de capacidades productivas, las familias usuarias tienen instaladas módulos de riego con hidrantes y aspersores a presión para el riego de sus cultivos. Esta tecnología les permite obtener hasta tres cosechas al año, dependiendo la altitud y el tipo de cultivo.

Foncodes con el proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai trabaja en desarrollo de capacidades productivas y emprendimientos en los departamentos de Amazonas, Apurímac, Ayacucho, Áncash, Arequipa, Cajamarca, Huánuco, Huancavelica, Junín, Loreto, La Libertad, Lambayeque, Moquegua, Piura, Tacna, Ucayali, San Martín  y la sierra de Lima.

Comparte

Leave a Comment