Vitaminas y suplementos nutricionales para fortalecer el sistema inmune

Hoy en día cuidar de nuestra salud al tomar vitaminas y nutrientes es mucho más importante que otros tiempos.Tradicionalmente la vitamina C es la más popular para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, existen otros nutrientes que, no solo ayudan de manera efectiva a esta tarea, sino que además, mejoran de forma integral nuestra salud. Vitaminas como la A, D y B12 y el omega 3, también han demostrado ser nutrientes fundamentales para el correcto funcionamiento del cuerpo. 

Aunque la vitamina C tiene muchos beneficios, no es la única que debe tomarse para evitar la gripe y virus presentes en el ambiente. “Nuestro cuerpo es muy similar a una fortaleza, si reforzamos las paredes pero descuidamos la puerta, inevitablemente entrarán diferentes virus y bacterias que nos enfermarán con mayor facilidad”, explica Alexandra Garayar, Consultant Human Nutrition BASF en Perú.

Por eso, en época de resfríos es importante tener en cuenta diferentes vitaminas y suplementos para asegurarnos de reforzar todo el sistema inmune desde diferentes ángulos.

Por ejemplo, la vitamina A es esencial no solo para los ojos, también tiene la importante función de regular la producción y la actividad de las células del sistema inmune, conocidos como linfocitos T, que evitan que los virus causen demasiados estragos una vez que entren en nuestro cuerpo.

Además, tiene un importante papel en mantener en buen estado las mucosas de las vías respiratorias para impedir la entrada de infecciones. Aunque la vitamina C puede ayudar a prevenir gripes, para las enfermedades que afectan los pulmones, es importante cumplir con los requisitos diarios de vitamina A.

Otra vitamina importante para prevenir ciertas enfermedades es la D. Este nutriente evita que los virus ingresen a nuestro cuerpo, ya que es la encargada de fortalecer las células que contrarrestan o combaten los agentes extraños.

De acuerdo con estudios realizados y publicados en el British Medical Journal, tiene un importante papel en prevenir las enfermedades en el sistema respiratorio, como la bronquitis y la neumonía, al aumentar los niveles de péptidos antibióticos en los pulmones.

Por su parte, el omega-3 es un aliado durante los resfriados y gripes porque, además de sus beneficios para el sistema nervioso y el cerebro, ayuda a reducir la inflamación de ciertos órganos, incluyendo la garganta y pulmones. Por otro lado, la vitamina B12 ayuda al mantenimiento del sistema nervioso central y a la formación de glóbulos rojos en la sangre que refuerzan una función normal del sistema inmune.

Es importante saber qué vitaminas y suplementos nutricionales estamos consumiendo para reforzar todo nuestro sistema inmunológico. La mayoría sirve como prevención, pero una vez enfermos no podrán hacer mucho; debemos estar atentos para no ser uno de los afectados en esta época de virus. 

Comparte

Leave a Comment