NOTICIAS SALUD 

Maneja el estrés en tiempos de coronavirus

¿Sabía que nuestro cuerpo no distingue las causas del estrés, sino que solo responde ante él? Por eso, si el estrés se debe a un hecho real o tan solo a un pensamiento, el cuerpo puede reaccionar de la misma forma ante ambos estímulos.

Asimismo, el Dr. Kent Bradley, director de Salud y Nutrición de Herbalife Nutrition, afirma que el estrés puede tener un enorme impacto en nuestro cuerpo y recomienda algunas prácticas para manejarlo de la mejor manera en estos tiempos tan inciertos.

El estrés que nos causa la preocupación por el COVID-19

El estrés agudo puede ser beneficioso porque nos obliga a mantenernos atentos para protegernos y proteger a nuestros seres queridos. Pero cuando el estrés es crónico puede ser perjudicial: el cuerpo está constantemente en alerta, lo que provoca un aumento en la presión sanguínea y el peso, ambos factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

Además, nuestros niveles de cortisol suben y estimulan el hambre, lo cual puede llevarnos a ingerir más calorías de las que realmente necesitamos y favorecer el sobrepeso o la obesidad.

En la actualidad muchas personas experemientan estrés crónico por la incertidumbre que se está viviendo. Si esto no se controla bien, puede afectar negativamente nuestra salud. Por ello, para ayudar al cuerpo a reducir el nivel de estrés y mejorar nuestra salud. Recomendamos algunas prácticas simples que puedes hacer desde tu hogar, que llamo las 6 R.

  1. Reposar – ¡Duerma bien! El descanso adecuado calma la respuesta al estrés.
  2. Relajación – Respiración profunda, a través de ejercicios de meditación o yoga. ¡La clave es la respiración intencionalmente lenta y profunda!
  3. Recreación – Manténgase activo durante el distanciamiento social, sea caminando dentro de su casa o leyendo un libro. Tómese un tiempo para hacer algo que disfrute y que incluya algún tipo de actividad (física o mental). ¡Es muy beneficioso!
  4. Relaciones – Mantenerse conectado es muy importante. Estamos programados para vivir en comunidad. Podemos estar físicamente aislados, pero eso no significa que perdamos nuestra conexión con los demás. Las llamadas telefónicas o las videollamadas pueden ser una excelente forma de mantenernos conectados.
  5. Rutina – En medio del cambio, ¿por qué agregar otro más? Mantenga la constancia. Ahora que debe trabajar desde casa, levántese a la misma hora, arme una oficina y trabaje como lo haría habitualmente.
  6. Reformular – Vuelva a analizar el estrés percibido para dejar de considerarlo una amenaza. Quizás necesite la ayuda de un coach que lo oriente en la práctica de identificar, en primer lugar, por qué algo es percibido como una amenaza para luego ponerlo en un contexto beneficioso.
Comparte

Leave a Comment